Te prefiero a ti

Te prefiero a ti, aunque no me des nada
porque contigo lo tengo todo.

Te prefiero a ti, aunque no llegue el alba
porque contigo pasaré la noche.

Te prefiero a ti pese algún reproche
a veces duros a veces certeros.

Te prefiero a ti porque me colmas de besos
cuando tú quieres, cuando yo quiero.

Te prefiero a ti callada bajo la manta,
rebosando la casa desde el sofá de la sala.

Te prefiero a ti, cálida, humilde y serena
porque derrites mi hielo, imprescindible y me calmas.

Te prefiero a ti porque te ofrecí mi alma,
mi vida y la luna, por supuesto,
rechazándolo todo por mirarme a los ojos
y ver en ellos, dependientes, tu reflejo.

Te prefiero a ti porque no sé qué decir
y sin embargo te acercas cada vez más a mí.

Te prefiero a ti porque conviertes en primavera
mi melancólico otoño y el invierno no hiela.

Te prefiero a ti porque te veo muy feliz,
llena de posibilidades y te quedas aquí.

Te prefiero a ti, siempre a ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *